Cracovia

El renacer de la historia

1 ene. to 01 ene.
 
Se trata de la Capital Cultural de Polonia, su centro histórico es de los más antiguos del Viejo Continente y los estilos barroco y renacentista hacen de esta ciudad plantada al borde del río Vístula una de las más imponentes del Este de Europa. ¡Una ciudad impar, con una atmósfera cada vez más joven, que todos los días se reinventa!


Empiece su visita por la Plaza del Mercado - considerada la mayor plaza medieval de Europa y Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO - y visite la Basílica de Santa María, donde todos los días un hombre da cuatro vueltas a una de las torres para recordar el primero trompetista a avistar los Tártaros cuando éstos se preparaban para atacar a Cracovia en el siglo XIII. En seguida, visite el Castillo de Wawel, donde desde 2012 es posible observar una de las más conocidas obras de Leonardo Da Vinci - La dama del armiño. Esta es una ciudad donde en cada esquina hay una universidad y muchas de ellas fueron frecuentadas por grandes nombres tales como Nicolau Copérnico y Carol Wojtyla. ¡El Mercado de los Tejidos y las Minas de Sal son también lugares de visita obligatoria!

Si es amante de la historia, este es el destino perfecto para usted. Empiece por la Cueva del Dragón, donde, reza la leyenda, en tiempos vivió una enorme criatura alada que atormentaba a las poblaciones locales. Visite la Fábrica de Schindler (actualmente un museo), la Plaza de los Héroes del Gueto, donde 70 sillas fueron colocadas para homenajear a los 15 mil judíos que fueron quemados en este lugar y el Barrio Judío, actualmente uno de los lugares más modernos de la ciudad donde impera el street art. Por último, haga un desvío y visite los Campos de Concentración de Auschwitz y Birkenau, donde todos los terrores aquí perpetrados sirven de lección para que uno de los períodos más negros de la historia no se repita. Pero como esta ciudad no vive sólo de historia y cultura, visite Tytano (un antiguo espacio fabril convertido en bares, cafés y restaurantes) ¡y recupere fuerzas con la inmensa oferta de food trucks y la típica vodka polaca!