Dubai

Ciudad del Futuro

1 ene. to 01 ene.
 
Superando todos los límites de la arquitectura, Dubái se levantó sorprendentemente del desierto, casi desafiando las leyes de la naturaleza. Aguante la respiración en frente del edificio más alto del universo y sorpréndase con las islas creadas por la mano del hombre, en la extravagante ciudad árabe que ahora es un símbolo de lujo, ostentación y grandeza.


Porque Dubái no nació grande, empiece por conocer las raíces de esta ciudad en la parte histórica. Piérdase en el laberíntico barrio de Al Bastak, con casas antiguas y preciosos patios, muchos de ellos convertidos en espacios culturales, tiendas y restaurantes. Aventúrese por los fascinantes zocos de tejidos, oro y especias, y visite el Dubái Museum en el Fuerte de Al Fahidi, donde se puede conocer un poco más acerca de la vida árabe antes de la era del petróleo. Asegúrese de hacer un paseó de abra (pequeños barcos de madera) por el Creek, donde tendrá una visión general de los barrios históricos de Deira y Bur Dubai, que contrastan con los edificios más recientes.

En seguida, disfrute de la riqueza luminosa de la parte moderna de la ciudad. Empiece por el magnífico complejo de Dubái Downtown, donde se puede subir al edificio más alto del mundo, Burj Khalifa, y vea el mayor espectáculo de aguas danzantes del mundo. Pasee por la marina de Dubái, con ostentosos edificios alrededor de un canal artificial y no pierda el increíble Medinat Jumeirah, un suntuoso complejo inspirado en una ciudadela árabe al estilo de las Mil y Una Noches, donde se puede hacer compras y cenar. Visite la famosa Palm Jumeirah, la isla artificial con forma de palmera, y relájese en la playa de Jumeirah, donde se ubica el único hotel de siete estrellas en el mundo, el Burj Al Arab. Entre en la grande y hermosa Mezquita de Jumeirah y va de compras en el Dubái Mall, el principal centro comercial de Dubái con uno de los acuarios más grandes del mundo en su interior. Igualmente fascinante es el Mall of the Emirates, con una arrojada pista de esquí artificial. ¡Viva una experiencia inolvidable en el desierto como una cena árabe, un paseo en camello o incluso patinaje sobre hielo!