La Habana

Ciudad de ritmos calientes

1 ene. to 01 ene.
 
Colorida, caliente y con ritmo, así es La Habana, capital de Cuba. Con una fuerte herencia cultural y artística, su charme encanta a miles de visitantes, desde su historia y arquitectura única a los bares, cafés y danzas latinas.


Vague sin rumbo por la parte antigua de La Habana, cuyo centro histórico y monumental complejo colonial fueron considerados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y descubra las pintorescas y coloridas casas viejas, esquinas y calles estrechas y fachadas pintadas que con sus diferentes colores dan postales únicos. En la Plaza de las Armas, la más antigua de la ciudad, aprecie excelentes colecciones de obras de arte en el Museo de la Ciudad y admire los palacios del siglo XVIII en la Plaza de la Catedral, donde todos los fines de semana hay un mercado de artesanía. Pasee por el Malecón, la carretera marginal de la ciudad, encántese con las antiguas casas coloniales y haga una parada en la vibrante Calle Obispo para tomar un mojito.

En el lado más moderno de La Habana, visite el Parque Central, con casas que datan de los años 20 en el estilo neoclásico, y el imponente Capitolio, del mismo periodo, y uno de los símbolos de La Habana. Camine por el Paseo del Prado, antigua avenida aristocrática, donde se puede admirar el Gran Teatro de La Habana, fabuloso edificio neobarroco. Para aprender más sobre la historia reciente de Cuba visite el Museo de la Revolución, y en la Avenida Galiano, vale la pena entrar en la iglesia Monserrate, visitar la galería de arte Galiano y el Teatro Americano. Todos los días por las 21h se puede ver la ceremonia de los cañones en la Fortaleza de La Cabaña, y luego llega el momento de la diversión: La Habana es bien conocida por su vida nocturna, así que no pierda la experiencia. Aventúrese por los muchos bares de la ciudad para aprender las sensuales danzas latinas. Entre el mambo, el bolero, la salsa y el chachachá, ¡está garantizada una noche llena de diversión!