Ciudades
Praga tradicional: ¡Entre en el espíritu!
Conocida como la ciudad de las cien torres, Praga disfruta de una nueva ola de indulgentes experiencias culinarias y artísticas que han revivido la tradición de larga data de una ciudad de hermosa decadencia.
Praga, un cuento de hadas
 
Desde los espectáculos de marionetas, Teatro Negro y la música de jazz hasta el famoso Reloj Astronómico y tradicionales codillos de cerdo, la ciudad más grande de la República Checa combina el encanto de su cultura a la riqueza de su historia, con leyendas que desvelan un lado más místico de Europa del Este.
 
Ciudad bohemia y de belleza medieval, la capital checa está dotada de un patrimonio fascinante, con influencia de la arquitectura del gótico y barroco que se refleja en los castillos antiguos, los encantadores puentes y en las esquinas de las calles llenas de historias y mitos. Perderse aquí no es una pesadilla, sino un verdadero cuento de hadas.
Buena mesa
 
Después de explorar el Castillo de Praga, el Puente de D. Carlos y la Plaza del Casco Histórico, no hay nada como la degustación de los sabores tradicionales. La cocina checa es modesta pero sabrosa, así que asegúrese de probar los famosos codillos de cerdo. Este plato típico es una buena pieza de codillo de cerdo marinado en cerveza y servido con verduras y pan checo oscuro. Os dejamos un consejo: para una comida más tradicional y auténtica, huya del centro de la ciudad y busque las calles más tranquilas.
 
¿Y la famosa cerveza? Los checos afirman tener la mejor cerveza del mundo y en la enorme variedad de bares de la ciudad puede decidir si están correctos o no, probando una variedad prodigiosa de cervezas, incluyendo Budvar, Staropramen y Urquell. Para los más aficionados, sugerimos una visita al Museo de la Cerveza.
Cultura fascinante
 
No pasará mucho tiempo hasta darse cuenta de la pasión que Praga tiene por las marionetas. La ciudad tiene más de veinte tiendas especializadas, treinta artesanos e incluso un museo dedicado a estas figuras tan famosas desde el siglo XXII*, cuando fueron utilizadas para el entretenimiento en fiestas y ceremonias reales. Asegúrese de ver la divertida ópera Don Giovanni de Mozart, protagonizada por títeres en el Teatro Nacional de Marionetas.
 
Y si le gusta un buen espectáculo de música, luz y color tampoco puede faltar al famoso Teatro Negro de Praga. Después de haber surgido en torno de finales de los 50, el Teatro Negro mezcla teatro tradicional, comedia musical y artes de circo con las últimas innovaciones tecnológicas y multimedia en un partido extraordinario entre un escenario oscuro y la luz ultravioleta. Con escenas sencillas y lúdicas inspiradas en la vida cotidiana, déjese encantar por esta pieza con un lenguaje pantomímico y universal que no necesita palabras.
Al sonido de jazz
 
Para terminar la noche, déjese seducir por el jazz que resuena en las calles por el río en un sinnúmero de bares con sesiones de música en vivo y tocadas. Ciudad de un magnetismo enigmático, Praga es el viaje perfecto al pasado, presente y futuro en el que el misterio se esconde detrás de cada esquina y cada día es una historia que contar.
 
¿Preparado para contar la suya?